close

¡Ya está casi!

Se ha enviado un e-mail de activación a su dirección de correo.
Si no lo ha recibido, compruebe que no se encuentre
en correo no deseado.

Conociendo a La Gatera

La Gatera -Adopt a Cat- es una asociación sin ánimo de lucro, nacida en Segovia en el año 2012. El motivo que mueve a sus socios y voluntarios no es otro que ayudar a los gatos que se encuentran en una situación de indefensión o de abandono –aunque tampoco vuelven la vista ante animales de otras especies que necesitan ayuda para poder sobrevivir–. No en vano, cuentan entre sus pequeños con Max, un perrito blanco a quien nos basta con ver su ficha en Bugui para saber que es encantador.

La Gatera es una iniciativa privada, que no recibe subvenciones públicas y sufraga todos los gastos a través de las aportaciones económicas de socios y particulares. Su principal fin es dar refugio a los gatos necesitados que sus medios les permitan, hasta que éstos encuentren un buen hogar, controlando siempre el proceso de adopción y posterior seguimiento.

Hemos hablado con Cristina, miembro de La Gatera, para conocer más de cerca las inquietudes y los proyectos de futuro de esta asociación, gracias a la cual han salvado la vida tantos angelitos de cuatro patas en la provincia segoviana.

 

 

- Acabáis de cumplir un año… ¿cómo fueron los inicios? ¿cómo surgió la asociación?

- La Gatera nació cuando coincidimos en tiempo y lugar un grupo reducido de personas que habíamos tenido malas experiencias en otras asociaciones protectoras. Cada uno a nuestra manera descubrimos que queríamos hacer algo diferente a lo habitual en este mundo. La mayor parte de la gente que ayuda a los gatos lo hace de forma individual, sin apenas medios ni organización alguna, a veces abarcando más de lo que es bueno para los propios animales. Queríamos empezar a construir una asociación con una base sólida, tanto en la legalidad como en los fundamentos y criterios de acción. Decidimos que los primero eran los animales, pero sin locuras, sólo aquellos que pudiésemos tener en las condiciones que necesitaban para estar bien, aunque esto significase que no podríamos atender todos los casos que nos llegasen. Por desgracia, no podemos salvar el mundo, pero sí pretendemos salvar a tantos como podamos con conciencia y responsabilidad.

  A raíz de estas decisiones, conseguimos que nos cedieran una casa donde construir nuestro albergue felino, donde los gatos rescatados estarían el menor tiempo posible ya que nuestro objetivo no es que se queden con nosotros por muy bien que les tengamos, queremos que disfruten y enriquezcan la vida de muchas personas. Y para ello trabajamos muy duro.

- ¿Cuántos animales tenéis actualmente en adopción? ¿Hay alguno cuyo caso sea especialmente urgente?

- Actualmente tenemos 25 gatos y un perro esperando encontrar su familia. Max, nuestro perro, es un macho de lanas, que apareció abandonado en verano en un pueblo. Aunque principalmente nos dedicamos a los gatos, no podíamos dejar de acogerle y esperar que pronto encuentre una buena casa.

  Aunque tenemos gatos de orígenes muy diversos, últimamente hemos tenido dos casos más llamativos. Por un lado Susi, una gatita callejera que llevaba tiempo con un ojo grande que se le salía de la órbita y a la que nadie recogió y llevó al veterinario hasta que una conocida nos llamó. Cuando fuimos a verla nos sorprendió tanto lo buena y cariñosa que era que decidimos que la calle no sería nunca más su casa. Una veterinaria colaboradora de Madrid nos costeó la operación para quitarle ese ojo que ya era una masa indefinida y una colaboradora la acogió en su casa durante la cuarentena. Esta semana le hemos realizado el test de virus y ha dado positiva a inmunodeficiencia. Aunque sabemos que esto difiultará mucho su adopción, no perdemos la esperanza, ya que puede tener una vida tan larga como el resto de gatos.

  El otro caso ha sido el de Moquete, una gata negra callejera que no pudo más y se metió en un portal, donde una de nuestras colaboradoras la encontró. La gente del edificio la quería sacar a patadas, por lo que tuvimos que encontrarle una casa temporal urgentemente. La gata tiene muchos mocos y orinaba mucho. Al hacerle una analítica de sangre, hemos visto que sufre insuficiencia renal. Es una enfermedad crónica progresiva, para la que necesitará medicación y dieta especial para el resto de su vida. Igual que Susi, su adopción es incierta, pero la pobre merece disfrutar el tiempo que le quede del calor de una casa.

- ¿Cuántos animales han encontrado hogar gracias a vosotros?

;- En el poco más de un año que llevamos funcionando, hemos encontrado buenos hogares a casi 40 animales, la mayoría gatos. Tenemos gatos de todas las edades, colores y sexos, pero todos tienen algo en común, y es que son muy cariñosos. Creemos que hay que conseguir que la gente vea en los gatos una mascota ideal, no sólo un animal para dejar a su libre albedrío por casa e independiente. Nuestros gatos son juguetones, tolerantes con la gente extraña y cariñosos. Queremos desterrar la idea de los gatos españoles como esquivos, huraños y agresivos, que es lo que aún se encuentra en ciertas protectoras que abarcan más de lo debido. La gente va a adoptar más fácilmente a los gatos que no se esconden cuando entran a verles, que desde el primer momento les pueden coger. Además disponemos de una colaboradora especialista en comportamiento que les aconseja el gato más apropiado a su situación personal y preferencias. No se trata sólo que los adoptantes cojan al gato que físicamente les guste más, sino el que mejor satisfará sus expectativas .Así evitamos devoluciones o problemas serios en la adaptación, especialmente importante cuando hay niños u otras mascotas en la familia.
 

- ¿Cómo lleváis la construcción de vuestro albergue? ¿cuándo esperáis tenerlo terminado?

- Nuestro albergue avanza, más despacio de lo que nos gustaría, pero avanza. En este año hemos aclimatado siete habitaciones para nuestros gatos, un almacén y parte de la zona superior. Nuestros gatos disponen de calefacción para el invierno y cortinas para evitar el sol en verano. Al principio daba la sensación de no avanzar mucho, porque tuvimos que picar la cal de las paredes antes de aplicarles una malla y posteriormente cemento. Tuvimos que quitar muchas telas de araña, barnizar las vigas, cambiar el sistema de electricidad, rebaldosar alguna habitación,... Pero después de este año estamos contentos de los avances conseguidos. Nuestro próximo objetivo es arreglar el tejado, ya que tiene numerosas goteras y algunas vigas que deben ser cambiadas. Pero para eso necesitamos recaudar muchos fondos y muchas manos.

  Muchas veces hablamos sobre cuándo lo tendremos terminado. Por ahora nos falta la mitad de la planta baja y toda la planta superior. Es probable que necesitemos otro par de años para tener el final más cercano. Todo depende de la economía y de las manos disponibles.

- ¿Cuántos socios y voluntarios sois?

Actualmente contamos con unos doce socios. Los socios son cruciales para poder seguir trabajando ya que con sus aportaciones sustentan nuestros rescates y cuidados de los gatos que tenemos bajo nuestra responsabilidad. Se puede ser socio convencional, pagando una cuota mensual/trimestral/anual. Para aquellos que no se fían de dar dinero, aceptamos encantados donaciones de comida húmeda, pienso, areneros, juguetes, etc. para nuestros gatos. Si la economía no permite grandes aportaciones, pueden unirse a nuestro equipo de teaming por un euro al mes o, por supuesto, realizar aportaciones puntuales o para casos concretos. Qué decir tiene que pueden apadrinar al gato que lo deseen.

  Los voluntarios que tenemos son una maravilla. Gracias a ellos podemos hacer turnos para cuidar a los gatos de nuestro albergue, de forma que no es un trabajo agotador para nadie y los gatos disfrutan de diferentes personalidades que les hacen más sociables. Como voluntarios fijos tenemos unos seis. Son poquitos, pero esperamos que poco a poco los podamos ir ampliando. Hay gente que no puede comprometerse a una ayuda regular, pero cuando realizamos grandes obras, como el pasado fin de semana que hemos guardado la leña para la calefacción, unas manos extras nos vienen de perlas. Siempre hay actividades que realizar en el albergue, así que animo a todo aquel que quiera pasar una mañana o una tarde de fin de semana distinta y colaborando con una buena causa, que nos escriba a info@lagatera.org. De verdad que entre muchas manos, todo se realiza en un humor más alegre y menos fatigoso para todos.

- ¿Qué hay que hacer para convertirse en voluntario?

- Ser voluntario es muy sencillo. Hay tantas formas de ayudar a nuestros gatos, que es difícil que las personas interesadas no encuentren una que les convenza. Desde ayudarnos con las difusiones en internet de nuestros gatos, compartir nuestras publicaciones en las redes sociales, ser casa de acogida, colaborar en eventos como los mercadillos o con la venta de calendarios o lotería de Navidad, realizar manualidades para obtener fondos, venir a jugar y limpiar a nuestros gatos, etc. Para hablar sobre ello sólo tienen que escribir a info@lagatera.org y entramos en contacto.

- ¿Echáis de menos más implicación por parte de las instituciones ante el problema del abandono?

- La verdad es que sí. Nosotros trabajamos desde un pequeño pueblo de provincia y nos encontramos con que la mayoría de los pueblos no disponen de un servicio concertado de recogida de animales abandonados o extraviados. Por lo que cuando aparece un perro como Max, abandonado en un pueblo, su destino es morir de hambre, ser atropellado o maltratado, o tener la suerte de encontrar a alguien que lo quiera acoger, porque los ayuntamientos no se hacen responsables ni dan soluciones. En ciudades más grandes, a veces el servicio concertado no es eficaz, a pesar de recibir subvenciones de los ayuntamientos. Y la Policia Local se encuentra entre la espada y la pared por órdenes contradictorias de no recoger animales cuando el servicio concertado no responde. Como siempre, bien sea por desidia, falta de presupuesto o desorganización quien lo paga son los animales que se quedan moribundos o sanos a su suerte, o de los ciudadanos con conciencia que les rescatan y se encuentran que ningun organismo oficial les responde.

- ¿Qué actividades solidarias para recaudar fondos tenéis en mente para los próximos meses?

- Como se acercan las Navidades, serán épocas movidas. Esperamos que con los diferentes eventos que vamos a realizar podamos conseguir fondos suficientes para poner onduline en el tejado del albergue y evitar las goteras que tenemos, además de mejorar el aislamiento de cara al frío. Durante el mes de Noviembre tendremos la fiesta oficial de presentación de nuestro calendario artístico y la lotería de Navidad. El calendario que hemos creado para 2014 ilustra diferentes escenas en las que nuestros gatos disfrutan de chicos que dejaron su vergüenza atrás para colaborar con nosotros por un día y someterse a una dura sesión de fotografía. Y más de cara a Navidades, esperamos poder disfrutar de una representación de ballet y un concierto de música clásica, así como de diferentes mercadillos, tanto en Segovia como en Madrid. Los detalles de estos eventos los podréis seguir en nuestra cuenta de La Gatera Eventos en Facebook, o a través de nuestra web. Si alguien quiere recibir más información puede ponerse en contacto con nosotros a través de la web, ya que siempre se necesitan manos, patrocinadores, etc.

 

Desde aquí queremos animar a todos los segovianos que nos lean a acercarse a esta asociación y formar parte de la maravillosa tarea que están llevando a cabo. Y es que en Bugui estamos convencidos de que quien vive cerca de un gato es un poquito más feliz.