close

¡Ya está casi!

Se ha enviado un e-mail de activación a su dirección de correo.
Si no lo ha recibido, compruebe que no se encuentre
en correo no deseado.

Remedios naturales para perros

Algunas veces no es necesario buscar en los productos de las tiendas de animales la solución para los problemas de nuestros perros. Y es que basta con abrir la despensa para encontrar ingredientes con los que elaborar remedios naturales que pueden resultar muy beneficiosos para el perro.

Aquí está una lista de varios de ellos.

 


 

Calabaza: desparasitante natural

Las semillas de la calabaza pueden actuar como un desparasitante natural para nuestro perro, pues contienen un aminoácido llamado cucurbitacina, que debilita a los gusanos intestinales. Para que sean efectivas, debemos triturarlas muy bien y dárselas de manera directa o bien mezcladas con pienso o comida húmeda (especialmente recomendado con ésta última, ya que les resultarán mucho más fáciles de tragar). Se recomiendan dosis de entre 60 gramos, para los perros más pequeños, y de 500 gramos para perros grandes, administradas tres veces al día. Tras varias tomas, los gusanos terminan muriendo y siendo expulsados del cuerpo del perro. Eso sí, es muy importante ser constante, y no dejar el tratamiento hasta que comprobemos que los gusanos intestinales han desaparecido. Por si fuera poco, la carne de la calabaza es muy buena para ayudar a la digestión de nuestro perro, previniendo los problemas de estreñimiento y diarrea.

 

Manzana: su mejor cepillo de dientes

La próxima vez que peles una manzana, no tires la piel… ¡dásela a tu perro! Como lo oyes: la piel de la manzana es un remedio natural magnífico para la correcta higiene bucal de nuestro perro. Ayuda a prevenir el sarro y limpia sus dientes y encías de manera natural.

 

 

Espinacas: huesos de hierro

La espinacas, además de un alto contenido en hierro, son ricas en calcio, por lo que son perfectas para favorecer el crecimiento y el buen desarrollo de los huesos en un perro joven, para mantener el vigor de un perro adulto y para ayudar a la salud ósea de los perros más mayores.

 

 

Manzanilla: remedio casero contra la conjuntivitis

Prepara una infusión de manzanilla, déjala reposar un poco hasta que el agua esté tibia y, ayudándote de una gasa, limpia con ella los ojos de tu perro. Aplícala tres veces al día, a base pequeños golpecitos, nunca frotando. Aliviará los síntomas y ayudará a que sus ojos se recuperen.

 

 

Levadura de cerveza, un potente antipulgas

La levadura de cerveza es un buen remedio natural para ayudar a prevenir la presencia de pulgas en nuestro perro. Podemos encontrarla en escamas en muchos supermercados (en Mercadona, por ejemplo) y lo ideal es añadir una cucharadita de postre a su pienso o comida húmeda habitual, aunque la dosis depende del tamaño del perro. Además de ahuyentar las pulgas, ayuda a que nuestro perro luzca un pelo brillante y fuerte.

 

 

Debemos recordar que incluir frutas y verduras en la dieta de nuestro perro es, sin duda, una buena opción, pero no debemos abusar. Lo adecuado es añadirlas como un complemento a su comida habitual, y dosificarlas siempre en función del tamaño del animal.

Y es que ya se sabe: todo puede ser bueno, pero siempre en su justa medida.